martes, 4 de enero de 2011

Capítulo 1: El paso a la universidad

Libromaníaca:
Era una mañana fría,  descolorida. Los pájaros no cantaban,  la luz del sol no se filtraba por las rendijas de las ventanas  iluminando el suelo resplandeciente de la habitación de Julie.
No era tarde,  las ocho. Pero tampoco era demasiado temprano. Aún así conseguiría aprovechar el tiempo necesario para desayunar antes de empezar un nuevo día del tercer y último día de clase antes de empezar a buscar desesperadamente su ansiada universidad.
Escritora:
Estaba cansada de la misma rutina monótona y le apetecía saber lo que siente una universitaria. Su vida le parecía muy aburrida pero al mismo tiempo pensaba en sus amigas (que tampoco eran demasiadas) con las que había compartido momentos tanto de felicidad como de angustia en instantes difíciles.
Le costó levantarse de su mullida y caliente cama de madera,  en su habitación muy acogedora con sus grandes estanterías con millones de libros con mágicas historias que le encantaron desde su más tierna infancia hasta sus años de casi universitaria.
Libromaníaca:
Pero todo daba igual…ahora solo le importaba alcanzar la Royal University de Montreal,  porque había sido y era su sueño. Y estaba decidida a alcanzarlo.
Su urbanización la aburría,  era siempre lo mismo…Por la mañana iba al instituto,  después volvía por la tarde y allí era todo igual:estudiaba al menos dos horas,  paseaba por el jardín o leía un rato y se bañaba en la piscina cuando hacía calor.
Ahora no hacía más que preocuparse por llegar con antelación en los exámenes,  al menos con cinco minutos de adelanto,  también lo único que hacía era estudiar los fines de semana,  no quedaba casi con sus amigas para ir al cine,  a estudiar a su casa o al centro comercial. No se pasaba como antes horas en el armario con cara de frustración al no saber qué ponerse,  ni le importaba siquiera llevar o no un snack al instituto. Solo le importaba alcanzar su sueño,  y lo lograría.
Escritora:
Julie, entró en su cocina y se sentó en su silla a comer el desayuno en su barra de cocina.  Mientras deleitaba su chocolate caliente con sus tortitas con nata montada veia la televisión de su cocina, en las noticias de su ciudad decían:
-Buenos días, estamos ante la Royal University, y aquí su director Amser Bricken nos cuenta que las plazas universitarias de este año se verán reducidas a 100 en vez de 150, por problemas de sitio y alojamiento para los estudiantes puesto que se ha eliminado terreno de la universidad. Aquí les dejamos.
La cara de Julie cambió por momentos porque tendría que aplicarse más si quería tener una plaza en la universidad. Las ocho y veinte, Julie debía correr o llegaría tarde.
Llegó justo a tiempo. Tocaba clase de biología, la que más le gustaba. Y se aplicó al máximo.  Al volver del instituto llamó a su amiga Susan y fueron al cine a ver un nuevo estreno. Por fin habían acabado los exámenes.
 Libromaníaca:
De vuelta a casa planeó estudiar un poco más y aprovechar lo que quedaba de tarde para darse un chapuzón en la piscina antes de que anocheciera y tuviera que cenar.
Pocas horas depués de estudiar se bañó en la piscina.
Se sumergió en las aguas cristalinas de esta y pensó en la soledad que sentía.
Pensó y pensó, y entonces se dio cuenta de que habían pasado más de diez segundos y seguía bajo el agua, pensando, y no sentía necesidad de ascender a la superficie.
Y emergió.

3 comentarios:

Gise dijo...

¡Hola escritoras! ¿como están? Espero muy bien :). Y me gusto el primer capitulo :D, así que continuare leyendo :). Sin embargo, he detectado algunos errores, mm, por ejemplo, en el siguiente fragmento:

"Le costó levantarse de su mullida y caliente cama de madera, en su habitación muy acogedora..." esta parte esta confusa, es vez de colocar una coma, podrías colocar punto seguido, y desde allí describir la habitación. Otra cosilla, intenten no repetir las palabras, no seguidamente al menos, por ejemplo:
"en su habitación muy acogedora con sus grandes estanterías con millones de libros con mágicas historias que le encantaron desde su más tierna infancia hasta sus años de casi universitaria." En este párrafo han repetido "con" y "su" demasiadas veces, y la verdad no queda bien. Lo mismo ocurre en el siguiente:

"Julie, entró en su cocina y se sentó en su silla a comer el desayuno en su barra de cocina. Mientras deleitaba su chocolate caliente con sus tortitas con nata montada veia la televisión de su cocina, en las noticias de su ciudad decían"

No necesitan reiterar tantas veces, con una vez basta para que se entienda que el lugar donde se realiza la acción es la cocina.

Bueno, estos fueron los que más me llamaron la atención, y pensé que deberían saberlo para no repetirlo en el un futuro :D.
Se cuidan muchísimo, y adiós.

bells dijo...

este primer capitulo me ha gustado mucho
me gusta sobre todo como dejas la intriga!!
seguro sigo leyendo la historia

Las escritoras dijo...

Bueno, gracias Bells, pues sigue leyendo todo lo que quieras,espero que te guste la historia....
Y bueno Gise, aunque sea una contestación tardía, sabemos, o al menos, sé que hay que corregir cosas, y cuando pueda lo haré.
Escritora