domingo, 20 de marzo de 2011

Capítulo 3 : Despertar en el lago

Escritora:
Esa tarde siguieron su camino sin decir palabra, nada sin mirarse a los ojos; y todo por una ofensa.
En un resoplo de viento su mirada se acercó y se miraron a los ojos como lo que eran, verdaderas amigas.
Empezaron a correr hacia un lugar desconocido con lágrimas callendo por sus mejillas mientras el viento las impulsaba a correr más y más y no parar nunca.
El viento las empujaba hasta que sus piernas se pararon y cayeron al suelo en la hierba con la cara húmeda por las lágrimas que caían por sus caras.
Poco rato después se abrazaron y al levantarse sus ojos pensaron con la mirada y su susurro fue difícil de escuchar pero decían algo así:
- Ahora iremos a casa y la primera llamará a la otra en cuanto llegue...y volveremos aqui con el bañador a las 18:00h -dijo Julie susurrando
-Vale, hasta ahora..

Cada una corría como una loca; Julie hacia abajo y Sophie hacia arriba  a la montaña.
Cuando ya no se las distinguía Julie tropezó con un tronco y su cuerpo se precipitó al suelo, cayendo casi por el barrancó.
Su cuerpo quedó inmóbil, desmayada sin poder hacer nada...
El grupo de chicos que antes les habían insultado se acercaron y al verla varios la tocaron con palo y le dieron con ellos varias veces, pero al ver que no respondía una de las chicas le clavó su zapato de tacón en el estómago y todos empezaron a correr diciendo:
-Vamonos de aquí
-Alguien nos va a ver

Pasó tiempo, ya eran las 16:45h, y ella seguía ahí tirada mal herida. Poco después una sombra se acercó y se deslizó junto a ella escuchó su corazón; aún latía!
Julie despertó en un lugar extraño, de madera pequeño...Detrás de una cortina vieja apareció una chica que no consiguió ver muy bien.
Era alta, con el pelo rubio, de ojos azules...
Le habló y le dijo:
-¿Qui..quién eres?
-Soy Elisabeth...
-¿Y porque estoy aqui?
-Pues estabas tirada en el campo al lado del barrancó y un grupo de gente se acercó a ti y te miró te dieron con palos y una chica te clavó un tacón en el estómago y bueno se fueron y luego te ayudé y ahora estas aqui conmigo-dijo Elisabeth con una gran sonrisa
-Pero me quiero ir a mi casa con mis padres y mis amigas...
-Pero y no te quieres quedar un rato aún  estas mal...pero lo entiendo, si quieres irte lo comprendo...
-No quiero herir tus sentimientos...
-Vete.
-No, quiero quedarme, hablemos un rato
-¿Eres nueva por aqui? Este año ha venido mucha gente
-No, veraneo desde pequeña ¿y tu?
-Yo vengo aqui desde los 6 años...

Su conversación se alargó y el corazón de Julie se volvió al oír como era la vida de Ellisabeth. Triste, sin amigos, viviendo en una mansión  sin poder salir nunca salvo para irse de vacaciones, sus padres no la entienden...
Eso estaba en la cabeza de Julie, mientras se daba cuenta de que había sido la primera amiga de esa chica.
Comprendió que no se podía ir o su corazón se rompería en pedazos...
Julie se fue tarde tras recibir la llamada de Sophie que la estaba esperando en el lago desde hacía 10 minutos cuando, corrío y se estampó con el suelo tras caer desde la cabaña-árbol de Elisabeth.
Se levantó y se fue.

3 comentarios:

Alina dijo...

Vaya, sin animos de ofender pero Julie es tan torpe como yo!!!!!!!!!! empezaba a preocuparme porque no colgabais nada!!!

Fiore dijo...

Hola chicaaas! Muy linda la historia! A ver qué pasa con Julie y Elisabeth!
Un beso, ya las sigoo! Me siguen :D ?

Escritoras dijo...

Ahora mismo te seguimos :)